Conoce la innovadora tecnología detrás de los implantes de pene

By in
Conoce la innovadora tecnología detrás de los implantes de pene

La disfunción eréctil es un tema sensible para muchos hombres. Sin embargo, gracias a la prótesis hidráulica, este problema ha quedado en el pasado

Dichas prótesis han existido desde los años 70 del siglo XX, pero solo recientemente se ha introducido una técnica mínimamente invasiva, gracias a una prótesis de tres partes que se arma en solo 20 minutos. Además, reduce significativamente el riesgo de infecciones y reduce el dolor después de la operación.

Sputnik habló con Gabriele Antonini, especialista en urología y andrología de la Universidad La Sapienza de Roma, quien se dedica a la implementación de esta innovadora técnica.

La raíz del problema

Según el galeno, la disfunción eréctil no es una enfermedad, sino una condición que enfrentan muchos hombres de todo el mundo. En Italia, el problema afecta a unos tres millones de personas, contando solo los casos documentados.

La situación se vuelve aún más difícil cuando se trata de eyaculación precoz: un 70% de todos los hombres la padecen, pero muchos tienen vergüenza de reconocerlo, afirmó Antonini.

La disfunción eréctil puede deberse a una serie de patologías vasculares, especialmente diabetes, siendo la primera señal de una enfermedad más grave que se manifiesta más tarde. La disfunción eréctil afecta a las pequeñas arterias del pene. Sin embargo, con el tiempo puede afectar a las arterias más grandes, explicó el especialista.

Con la introducción del Viagra en 1998, el problema de la disfunción eréctil fue parcialmente solucionado. No obstante, este medicamento produce efectos secundarios, como dolor de cabeza y dolor de espalda, entre otros. Asimismo, no tiene ningún efecto en los pacientes con cáncer y pacientes con otras patologías.

Cómo es la nueva prótesis

Según Antonini, la prótesis que usa consta de tres partes: dos cilindros que se implantan en el cuerpo cavernoso, una bomba pequeña y un contenedor de solución salina, que se instalan dentro del cuerpo. Hace siete años, un dispositivo similar se instalaba en el interior del escroto mediante cirugía. Pero ahora, gracias a la tecnología desarrollada por el profesor Paolo Perito, hace falta solo 20 minutos y una incisión de 2 cm en el abdomen a nivel del pubis para instalar la prótesis. También reduce el riesgo de infección.

El médico también relató a Sputnik que de momento está enseñando gratis a sus colegas cubanos a realizar la técnica y le gustaría hacer lo mismo con los médicos rusos.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *