Prótesis de pene

Prótesis de pene

La implantación de una prótesis de pene está en todas las formas de disfunción eréctil que no responden a otras ayudas terapéuticas o en los casos en que los tratamientos con fármacos pueden ser contraindicados o puedan tener lugar a la aparición de efectos secundarios relevantes en los pacientes. Una prótesis de pene es la mejor opción quirúrgica para el tratamiento de hombres con disfunción eréctil. Algunos lo consideran como el último recurso para los hombres que sufren de impotencia; sin embargo, nosotros no estamos de acuerdo. Un implante de pene se puede realizar en cualquier paciente que sufre de disfunción eréctil orgánica (ED). La mayoría de estos problemas no se pueden resolver con tratamientos no quirúrgicos. Contemporizar para llevar a cabo un medio de implantes tienen un acortamiento significativo e irreversible del pene causada por la mala oxigenación de los cuerpos cavernosos.

Lo que es peor en los pacientes que sufren del Peyronie (Induratio Penis Plastica.) Las prótesis pueden ser a la vez no hidráulico (maleable) e hidráulico (tres componentes). Se componen de dos cilindros que se colocan en los dos cilindros naturales del pene: los cuerpos cavernosos. El primero es el más simple: constituido por dos cilindros de consistencia constante que estimulan la erección con rigidez suficiente para la penetración y también permiten la flexión adecuada de este. Por lo tanto, el primer modelo es usualmente la primera elección en los casos en los que hay limitaciones en la habilidad manual del paciente o hay problemas relacionados con los altos costos del implante.

Sin embargo, por un lado la rigidez conferida al pene permite la penetración pero la turgencia perenne de la barra hace que el dispositivo sea difícil de camuflar bajo la ropa muy ajustada.Los pacientes acostumbrados a las actividades deportivas pueden ser obligados a adoptar un cambio significativo en su estilo de vida. Por otra parte, el estado de alta presión sobre el tejido cavernoso puede reducir el trofismo y en consecuencia aumentar las posibilidades de perforación y la extrusión de la prótesis. Estas prótesis son recomendadas sólo en los casos en los que hay limitaciones en las habilidades manuales del paciente o en situaciones relacionadas con los altos costos del implante. Los modelos hidráulicos se componen de dos cilindros, un dispositivo de control dentro del escroto y un depósito de líquido colocado cerca de la vejiga. Así mismo se crea un sistema de circuito cerrado, donde el líquido se transfiere a los dos cilindros para lograr la erección. Adicionalmente, el procedimiento se opera manualmente para que el líquido se devuelva al depósito para obtener la flacidez.

La prótesis hidráulica permite la obtención de la erección sin absolutamente ninguna característica distinguible a la de la erección natural. Así, los modelos hidráulicos permiten una erección rígida y óptima, con la misma sensibilidad que estaba presente antes de la cirugía, y con la misma capacidad de eyacular con el orgasmo, y sin ninguna característica notable significativa en el exterior;de hecho, todos los elementos de la prótesis están presentes dentro del cuerpo. La gran ventaja de los implantes hidráulicos es que se obtiene la rigidez del pene sólo durante la culminación de la actividad sexual. Esto permite al paciente ocultar la erección debajo de las sábanas durante los momentos sociales.

Por lo tanto, en la mayoría de los casos, la elección de la prótesis debe descansar sobre un dispositivo hidráulico, con el fin de que la erección y el estado flácido sean similares a los naturales. Sin embargo, en la realidad las condiciones notables de la prótesis se imponen al tomar la decisión de acuerdo con el Sistema Nacional de Salud, debido a los diferentes costos que los servicios públicos tienen para pagar el tipo de prótesis utilizada por el paciente.

En la mayoría de los casos, la selección de los pacientes elegibles para implante de prótesis se basa en los criterios de exclusión. En otras palabras, los pacientes son considerados como los candidatos a implante de prótesis que se ven afectados por la disfunción eréctil en una base predominantemente orgánica, en los casos donde las herramientas terapéuticas que comprenden esencialmente tratamientos orales e inyecciones intracavernosas de fármacos vasoactivos con mínima invasividad resultan inviables, ineficaces o inaceptable.

En algunos casos, en cambio, el tratamiento quirúrgico, prótesis, puede ser preferible en casos: de curvatura severa secundaria a la induración plástica del pene; tamaño pequeño del pene; y /o la co-existencia de una disfunción eréctil pre operatoria que no permitiese una cirugía exitosa basada en el enderezamiento o en la escisión de la placa y el injerto de un material autólogo o heterólogo de reemplazo. Sin embargo, en ciertos casos raros donde a pesar de la presencia de una capacidad de respuesta normal a los tratamientos farmacológicos, en ocasiones puede ser el propio paciente que lo solicite para el implante protésico, como la elección del tratamiento. En este caso, como en el resto de las cirugías protésicas, la información correcta preoperatoria es particularmente importante.

Las fases de la cirugía incluyen incisión en la piel, la exposición de los cuerpos cavernosos, la elección y posicionamiento de los componentes de la prótesis, y en caso de prótesis hidráulica, el llenado y vaciado de la prótesis. La cirugía se realiza generalmente bajo anestesia regional y consiste en la colocación de dos cilindros extensibles a nivel de los cuerpos cavernosos del pene, un depósito a nivel de espacio para vesical y una bomba en el escroto. Los tres componentes están conectados por los tubos de conexión delgados que funcionan a nivel subcutáneo. La complicación más importante está representada por la infección que generalmente requiere una operación re-quirúrgica con retirada de la prótesis. La fiabilidad mecánica y las características técnicas de los modelos disponibles actualmente en el mercado garantiza excelentes resultados en términos estéticos y funcionales; sin embargo, algunas precauciones son necesarias para evitar los casos de insatisfacción después de la operación.

La entrevista preoperatoria sobre las expectativas del paciente, los resultados quirúrgicos y los aspectos de la sexualidad después de la implantación permiten elegir la prótesis más adecuada para el paciente.En los casos en que las entrevistas preoperatorias sirven para hacer la elección correcta del tratamiento, los resultados en términos de rehabilitación sexual del paciente y sus efectos favorables sobre la pareja se vuelven muy halagadores.El paciente debe ser consciente de la irreversibilidad de la intervención quirúrgica y los riesgos específicos relacionados con ella y de los otros riesgos que podría tener el paciente más tarde. Los problemas funcionales mecánicos se reducen a un mínimo, pero están representados principalmente por la infección de la prótesis con los valores más altos en los grupos de riesgo a la mala reacción del paciente, tales como diabetes,enfermedades renales, e inmunocomprometido.

La información correcta preoperatoria debe tener en cuenta algunos elementos básicos:

1. El tamaño del pene después de la cirugía, tanto en el estado erección y estado flácido pueden diferir de los tamaños que se encuentran antes de la operación y este evento será en largo plazo, y esta disparidad será encontrado en el caso de la utilización de prótesis maleable también;

2. Casos de infección de la prótesis se han conocido y el procedimiento para eliminarlos ha sido bien explicada, especialmente el caso de que es necesario para replantación se ha diferido (que resulta en al menos seis meses); al igual que con cualquier cirugía, la infección es una posibilidad inevitable. La probabilidad de incurrir en una infección post nuestro tratamiento es inferior a 1%. De todas maneras, este porcentaje puede ser mayor si hay una lesión de la médula espinal o la diabetes. Los hombres que necesitan cirugía para revisar o reemplazar un implante tienen un mayor riesgo de infección que lo fueron durante la primera operación. El riesgo de infección puede reducirse significativamente si el paciente sigue las instrucciones proporcionadas en las etapas pre y post operatorios. Las infecciones se tratan con la eliminación inmediata de la prótesis.

3. El implante de prótesis no afecta directamente los niveles de deseo ni la intensidad de los orgasmos. La dificultad para alcanzar el orgasmo puede persistir sólo por un corto período de tiempo después de la cirugía; en este caso, el paciente debe ser animado a aumentar la frecuencia de las relaciones sexuales y la duración de los juegos previos eróticos. Del mismo modo, el uso de la prótesis no mejora automáticamente sus habilidades sociales, incluso si, jugando un papel clave en la recuperación de la autoestima, no va a resolver los conflictos entre la pareja que se derivan debido a la disfunción eréctil. Cuando el pene está erecto, la prótesis hace que el pene sea duro y que parezca como una erección natural. Una prótesis de pene no cambia la sensibilidad del pene o la capacidad del hombre para alcanzar el orgasmo. La eyaculación no se ve afectada tampoco. Algunas veces los pacientes informan acerca de la pérdida de la longitud del pene. La pérdida percibida de la longitud del pene no es debido a la colocación de la prótesis del pene. De hecho, el posicionamiento del implante detiene el proceso de atrofio del pene y con rehabilitación adecuada el paciente puede recuperar parte de su longitud del pene perdido.Siento los tubos alrededor de mis cilindros. Hacemos todo lo que es posible para ocultarlos tubos pero en algunas anatomías requerimos instalación del cilindro donde los tubos se pueden palpar debajo de la piel.

“La cabeza del pene no esta dura”

Esta es una situación que puede pasar. El implante no da protuberancia adecuada para el glande. Nuestra técnica quirúrgica limita la posibilidad de lograr el pene flácido. Viagra y/o crema intrauretral se pueden utilizar para el tratamiento de este problema.

¿Cómo se vive con prótesis de pene inflable?

Ninguna actividad física o actividad otros deportes se afectara después de la implantación de la prótesis. Nuestros pacientes, una vez sanado, llevan una vida activa normal, si así lo desean.

¿Qué tan efectivos son los implantes?

Alrededor del 90% -95% de los implantes de prótesis inflables producen erecciones adecuadas para el coito. Las tasas de satisfacción con la prótesis son muy altos, y por lo general el 80% -90% de los hombres están satisfechos con los resultados y deciden optar por la cirugía de nuevo. Cabe destacar que la operación de implante de prótesis de pene debe ser realizada por especialistas dedicados a la rama médica de Andrología y en instalaciones adecuadas.





La “bombita” como opción para el tumor de la próstata

Leer ahora

Experto italiano comparte con Cuba técnica para la disfunción eréctil

Leer ahora

Conoce la innovadora tecnología detrás de los implantes de pene

Leer ahora

Prótesis de pene en 15 minutos

Leer ahora

Capacitan a cirujanos en Cuba

Leer ahora

Argentina se hace eco del nuevo tratamiento

Leer ahora

Cuba, aquí es donde se escribe la historia

Leer ahora

RESERVAS ABIERTAS PARA OTROS

Day(s)
Hour(s)
Minute(s)
Second(s)